CÓMO COMPORTARSE EN UNA ENTREVISTA DE TRABAJO.

CONSEGUIR UN EMPLEO.

Hoy nuestro post está dedicado a cómo comportarse en una entrevista de trabajo para conseguir un empleo.

A la hora de una entrevista de trabajo la educación y el saber estar son muy importantes. La forma de comportarse arrojará mucha información sobre ti y en algunos casos será determinante a la hora de conseguir el puesto de trabajo para el que te postulas.

Desde IEEF queremos ayudarte también en este importante aspecto con algunos consejos:

La forma de vestir es la primera toma de contacto y la primera impresión que tendrán de ti. Viste de forma elegante pero acorde a tu estilo y de acuerdo también al puesto por el que optes.

Por ejemplo si buscas un puesto de atención al cliente es recomendable que vayas más arreglado que si, por ejemplo, tratas de conseguir un trabajo como mecánico, entrevista a la que no es necesario que asistas con traje de chaqueta.

Acude aseado y limpio, cuida los olores, sin exceso de perfume. No mastiques chicles. Barba arreglada. Maquillajes discretos.

Puntualidad. Debes llegar antes de la hora en la que te hayan citado. Acude con tiempo suficiente.

Desconecta tu smartphone. Que nada te interrumpa, es un momento muy importante.

No te muestres nervioso, mantén una actitud tranquila.

Visualízate como miembro de la empresa, te ayudará.

La manera de saludar es muy importante. No tomes la iniciativa en el saludo, deja que tu entrevistador sea quien la tome. Normalmente te darán la mano. La mano debes estrecharse de manera firme (controla la fuerza, ni mano de pescado, ni exceso de fuerza) recta y un par de movimientos. Guarda las distancia.

Habrá una pequeña conversación para romper el hielo.

Se te invita a sentarte, hazlo; y si no te invitan a hacerlo espera a que te lo digan o pregunta si puedes tomar asiento.

Mantente atento, mira a los ojos de tu entrevistador para transmitir confianza. No bajes la mirada. Asiente con la cabeza de vez en cuando.

Durante el tiempo que dure tu entrevista vigila tus movimientos y el lenguaje no verbal. Has de dejar una buena sensación y transmitir seguridad.

  • Siéntate erguido pero relajado, sin cruzar los brazos.
  • No invadas la mesa del entrevistador, ni con los brazos ni con tus cosas.
  • Evita movimientos nervioso de manos o pies, rascarte o tocarte el rostro o pelo en exceso.
  • Habla en un tono suficientemente alto y muéstrate enérgico.
  • Sonríe de vez en cuando.

Da a entender a tu entrevistador que conoces o que te has informado sobre la empresa y el puesto al que optas.

Expón tu CV, tus logros alcanzados o proyectos que hayas llevado a cabo.

Responde a las preguntas que te hagan de manera directa, rápida y natural

Al despedirte agradece el tiempo que te han dedicado.

Tras la entrevista mantén el contacto con el entrevistador para conocer el estado del proceso de selección.

Necesitas mucho más de tu confianza en tus capacidades que de la suerte. ¡Ánimo, tú puedes!