Estamos orgullosos de presentarte a dos alumnas que acaban de terminar sus estudios en IEEF y ya están trabajando. Rocío Medrano y Belén Kruppa han acabado sus cursos (Técnico Veterinario y Monitor de Equitación, respectivamente) y ya han conseguido lo que buscamos con cada alumno que comienza con nosotros: trabajar en lo que te gusta ;)

Rocío ya estaba encantada con la formación, ya que tuvo que hacerla a distancia y era escéptica respecto a los resultados. Pero acabó encantada con el temario, la disposición de su tutora, y la posibilidad de elegir cuando hacer los exámenes. Además, durante las prácticas, su veterinario jefe la felicitó por su preparación. Al poco tiempo consiguió trabajo de lo que había estudiado, y ya no tiene dudas de que va a amortizar el tiempo y dinero invertidos.

Belén hizo el curso de Monitor de equitación, y ella misma te cuenta su experiencia (no te pierdas el consejo que da al final):

«En mi opinión, el curso de IEEF para monitor de equitación es una buena oportunidad accesible para tener una formación para poder integrarse al medio profesional del mundo ecuestre. La parte teórica es muy útil ya que sirve de base para  guiarse en la parte práctica. Los temas están bien explicados y abordan los distintos aspectos relacionados con ser monitor de equitación. En la parte práctica se vive como es el trabajo de ser monitor y las distintas responsabilidades que uno tiene y los detalles que uno debe poner especial atención. No conseguí trabajo en la cuadra donde hice las prácticas pero logré conseguirlo en una hípica al norte de la ciudad. Mi consejo sería no esperar a que las hípicas se contacten con uno sino que uno debe buscar por cuenta propia y mencionar el hecho de tener título para monitora de equitación y explicar sobre que se hizo en las prácticas.»

Belén Kruppa
Monitora de equitación

Las prácticas son la oportunidad de coger experiencia en lo que has estudiado, pero también de demostrar que eres profesional y mereces ser contratado. Ocurre de vez en cuando que la empresa donde haces las prácticas no puede contratarte, pero si demuestras un buen desempeño te recomendarán a otras empresas. Si tienes iniciativa, puedes lograrlo.

Belén y Rocío no son personajes ficticios, son dos personas reales con trabajos muy reales, que han cambiado su vida y sus perspectivas laborales estudiando en IEEF. Nunca es tarde para dar un giro de 180 grados a tu vida, todo tipo de alumnos lo han conseguido con nosotros. Y no sólo gente joven, también hemos tenido alumnos de más de 50 años (Como Brulio Buitrago, de Tanatoestética y Tanatopraxia) que han cambiado completamente su carrera y están trabajando de nuevo.

Si quieres más consejos sobre cómo sacar el mayor partido a tus prácticas, no te pierdas nuestro artículo. Y si te has decidido a estudiar lo que quieres para trabajar en lo que te gusta, contáctanos y cuenta con nosotros :)

 

Te llamamos GRATIS

Call Now Button